Disparador Phottix Aster

3.5

Phottix Aster

Review

La firma china Phottix cuenta con una interesante variedad de controladores y disparadores inalámbricos. Entre todos ellos, una de las alternativas más sencillas y económicas la representa el Phottix Aster, que está equipado con radiofrecuencia y, adicionalmente, ofrece la posibilidad de establecer una comunicación por infrarrojos.

Funciona únicamente en manual, en los modos W (wireless) y L (light). En el primero emite una frecuencia de radio de 433 MHz, mediante la que cubre una distancia de 30 metros, e integra 4 canales para evitar interferencias. En la preferencia L, por su parte, se activa el sistema óptico, con el que llega a un máximo de 10 metros.

El emisor incorpora un indicador LED y un pulsador de disparo, algo pequeño, en su zona superior. En el lateral derecho tiene un interruptor de selección de canal, mientras que en el izquierdo ubica un puerto para PC Sync y un botón con las opciones On, Off y All. Dispuesto en All, en modo W, dispara todos los flashes dentro de su alcance, incluso si están en otro canal.

El transmisor, además, está rematado por una zapata de plástico, que carece del habitual anillo de bloqueo para el acoplamiento a la cámara, sustituido aquí por un resorte de metal; una de las singularidades de la unidad. Por otro lado, apuntar que no resulta especialmente fácil efectuar el cambio de pila.

Phottix Aster con flash Canon

El receptor presenta, en su cara superior, un pie para montar un flash. En uno de sus laterales alberga una entrada para PC Sync y, sendos mandos para elegir el canal y el modo (entre W y L). En su zona posterior suministra un LED rojo de estado y un sensor de luz. Por último, en su base está el compartimento de las pilas y hay una conexión por rosca para unir el dispositivo a un trípode.

Aparte del comentado sistema de ajuste a la cámara del emisor, otro elemento poco común lo constituye el hecho de que el Phottix Aster no se alimente con baterías AA o AAA. Precisa una pila 23A (12V) para el transmisor e, igualmente, una única batería para el receptor, en este caso, CR2 (3V).

El modelo tiene una autonomía de 20.000 disparos, según el fabricante. No sincroniza a alta velocidad, alcanzando un máximo de 1/125 ó 1/250, dependiendo del flash y de la cámara con los que se utilice.

Trae como accesorios dos cables de sincronización de 3,5 mm, un adaptador y una pila CR2 para el receptor. Su breve manual de instrucciones está en inglés y chino.

Características

  • Dimensiones: no hay datos del fabricante.
  • Peso: no hay datos del fabricante.
  • Alcance (radiofrecuencia): 30 m.
  • Alcance (óptico): 10 m.
  • Canales: 4.
  • Alimentación (emisor): 1 pila 23A.
  • Alimentación (receptor): 1 pila CR2.
  • Sincronización a alta velocidad: no.

Compatibilidades

Es válido para flashes de las marcas Canon, Nikon, Pentax, Nissin y Olympus, entre otras.

Opinión final

3,5 estrellas

Los inconvenientes de esta unidad radican en la dificultad para cambiar las pilas en el emisor y en la construcción en plástico de la zapata de este aparato, pues hubiese sido deseable que estuviera conformada por un material más resistente como el metal. Asimismo, el Phottix Aster requiere baterías poco comunes y no tan sencillas de encontrar como las AA o AAA.

Como principales ventajas hay que señalar la eficacia del modelo y su inmejorable precio. Además, estamos ante un conjunto de dispositivos compactos y fáciles de llevar de un lado a otro, y destaca la inclusión de infrarrojos para complementar a la radiofrecuencia.