Menú

Los 5 mejores flashes de Neewer

Última actualización: 24-02-2022. 

Neewer siempre busca con sus productos un óptimo equilibrio entre calidad y precio, ofreciendo flashes realmente asequibles. Compite directamente contra Yongnuo, diferenciándose de su rival por comercializar unidades con unas prestaciones algo inferiores, a cambio de un coste también menor. En este artículo recopilamos sus opciones más interesantes.

Neewer NW625

Neewer NW625 Speedlite

Este modelo es muy económico, porque no dispone de modo TTL. Esto último, a pesar de ser una desventaja, tiene su contraprestación en forma de compatibilidad con cualquier cámara con zapata universal, algo especialmente atractivo para usuarios de marcas distintas a Canon y Nikon, con menos variedad de flashes de terceros, como Sony, Fuji, Olympus, Pentax o Samsung.

Cuenta con un número de guía 54, un esclavo óptico y una entrada para batería externa. Presenta una velocidad de reciclado de 3,5 segundos con alcalinas, tras un disparo al máximo de intensidad. Su zoom cubre un interesante rango focal de 18 a 180 mm y pesa poco dentro de lo que cabe, pues no llega ni a 300 gramos.

  • Peso: 295 g.
  • Número de guía: 54.
  • Zoom: 18-180 mm.
  • Giro: vertical (-7 a 90°) y horizontal (270°).
  • Modos: manual y multi.
  • Comunicación: no.
  • Sincronización a alta velocidad: no.
  • Tiempo de reciclado: 3,5 segundos (alcalinas).

¿Por qué elegirlo? Por su precio.


Neewer NW670

Neewer NW670 Speedlite

El aspecto que más diferencia al NW670 está en los distintos packs en los que puede adquirirse. Por lo demás, sus prestaciones están dentro de la media en Neewer, salvo su zoom -de 24 a 105 mm-, que está por debajo.

Solo es compatible en TTL con Canon. Se vende a un buen precio y requiere poco tiempo de aprendizaje, pues su cuadro de mandos es sencillo e intuitivo. Su intervalo de recarga es de 3 segundos, con pilas Ni-MH. Este valor puede mejorarse con una fuente de alimentación externa, pues trae un terminal para su conexión.

  • Peso: no hay datos del fabricante.
  • Número de guía: 58.
  • Zoom: 24-105 mm.
  • Giro: vertical (-7 a 90°) y horizontal (270°).
  • Modos: manual, TTL y multi.
  • Comunicación: óptica.
  • Sincronización a alta velocidad: no.
  • Tiempo de reciclado: 3 segundos (recargables).

¿Por qué elegirlo? Por sus variados packs.


Neewer VK750 II

Neewer VK750 II Speedlite

Está entre los flashes más vendidos del mercado y eso que únicamente funciona en TTL con cámaras Nikon, un dato más que elocuente sobre la gran aceptación de este dispositivo entre nikonistas. Su popularidad es fruto de un óptimo rendimiento y de unas completas funcionalidades.

La intensidad de salida del VK750 II está datada en 58. Además, proporciona un amplio zoom, de 18 a 180 mm, y un esclavo óptico. Por otro lado, señalar que tarda 3 segundos en reciclar con alcalinas y aporta un puerto para conectar una batería.

  • Peso: 325 g.
  • Número de guía: 58.
  • Zoom: 18-180 mm.
  • Giro: vertical (90°) y horizontal (270°).
  • Modos: manual, TTL y multi.
  • Comunicación: óptica.
  • Sincronización a alta velocidad: no.
  • Tiempo de reciclado: 3 segundos (alcalinas).

¿Por qué elegirlo? Por su relación calidad-precio.


Neewer NW760

Neewer NW760

Este producto es compatible en TTL con cámaras de Canon y Nikon. Es muy potente, gracias a su número de guía 58. Su cobertura de zoom varía dependiendo de la versión. Va de 24 a 105 mm en Canon y de 18 a 180 mm en Nikon.

No destaca en nada en particular, respecto a otras alternativas de la marca. Su panel de control, eso sí, es bastante simple, así es que resulta fácil de configurar. Su tiempo de reciclaje es de 3 segundos con pilas recargables y, como es habitual en Neewer, viene con una entrada para batería. También trae una célula esclava, que posibilita la comunicación inalámbrica infrarroja. Su número de guía es de 58.

  • Peso: 350 g.
  • Número de guía: 58.
  • Zoom: 24-105 mm (Canon) / 18-180 mm (Nikon).
  • Giro: vertical (90°) y horizontal (270°).
  • Modos: manual, TTL y multi.
  • Comunicación: óptica.
  • Sincronización a alta velocidad: no.
  • Tiempo de reciclado: 3 segundos (recargables).

¿Por qué elegirlo? Por su sencillo manejo.


Neewer NW655

Neewer NW655 Speedlite

Neewer dio un salto de calidad en su producción con el lanzamiento del NW655. Esta completa unidad sincroniza a alta velocidad, permitiendo el relleno de sombras en días soleados, e integra un sistema de radiofrecuencia -complementado por infrarrojos-, mediante el que se comunica con otros dispositivos como maestro y esclavo.

Ofrece un amplio zoom de 20 a 200 mm y un estimable tiempo de reciclado de 2,6 segundos con recargables, optimizable con la incorporación de una batería. Además, es potente y cuenta con versiones específicas para Canon, Nikon y Sony, compatibles en TTL con esas marcas.

  • Peso: 365 g.
  • Número de guía: 58.
  • Zoom: 20-200 mm.
  • Giro: vertical (-7 a 90°) y horizontal (270°).
  • Modos: manual, TTL y multi.
  • Comunicación: radiofrecuencia y óptica.
  • Sincronización a alta velocidad: sí.
  • Tiempo de reciclado: 2,6 segundos (recargables).

¿Por qué elegirlo? Porque es el mejor flash de Neewer.