Meike Speedlite MK431

3.5

Meike Speedlite MK431

Review

Uno de los flashes más interesantes de Meike en cuanto a relación calidad-precio, es el MK431; un dispositivo no tan ligero como el MK300 o el MK320, pero superior a estos en número de guía, giro del cabezal, zoom -del que carecen los citados modelos- y velocidad de reciclaje.

La unidad aporta una potencia media, en virtud de su número de guía 36, medido a un ISO 100 y 105 mm. Su antorcha está muy bien rematada, pues rota 90 grados en vertical y 270 en horizontal, e incluye zoom manual y automático, para acomodar el haz de luz a la distancia focal. En concreto, cubre un intervalo de 24 a 105 mm, con paradas intermedias en 28, 35, 50, 70 y 80 mm. Este rango llega a 18 mm con la utilización del panel difusor extraíble, situado junto a la tarjeta reflectora.

La intensidad de salida se regula mediante los modos manual, TTL y multi. Dispuesto en manual, la potencia se establece entre 1/1 y 1/128, y 22 niveles finos, a partir de pasos de un tercio. Con esa misma precisión podemos compensar la exposición ofrecida por el modo TTL, que funciona correctamente. En multi o estroboscópico, por su parte, nos permite indicar el número de disparos y la frecuencia.

El flash trabaja como esclavo, con comunicación inalámbrica óptica, alcanzando una distancia de 20 a 30 metros en interiores y de 10 a 15 en exteriores. En esta ubicación externa su efectividad se resiente en entornos muy soleados, como sucede siempre con los sistemas ópticos. Integra los modos S1 y S2, siendo este último el adecuado para emplearlo con un maestro configurado en TTL.

Pantalla del Meike MK431

El MK431 dispone de pantalla LCD, retroiluminada en verde, y un sencillo cuadro de mandos, que no lleva demasiado tiempo aprender a manejar. Asimismo, el aparato incorpora un puerto para PC Sync y una zapata metálica, con rosca para el bloqueo. Está bien construido, sobre todo tratándose de una unidad de bajo coste, si bien, se echa en falta una entrada para conectar una fuente de alimentación externa, con la que mejorar los 4 segundos que tarda en recargarse, después de emitir un disparo a la máxima intensidad.

Entre sus ajustes adicionales figuran, entre otros, las funciones de horquillado FEB, ahorro de energía y protección para evitar sobrecalentamiento. Además, viene acompañado de una bolsa protectora, un pie y un manual que no está traducido al español; sólo en inglés y chino.

Características

  • Dimensiones: 5,9 x 16,5 x 7,5 cm.
  • Peso: 275 g.
  • Número de guía: 36.
  • Modos: manual, TTL y multi.
  • Maestro: no.
  • Esclavo: sí.
  • Cabezal giratorio: vertical (90°) y horizontal (270°).
  • Cabezal zoom: 24-105 mm.
  • Tiempo de reciclado: 4 segundos, con cuatro pilas alcalinas AA.
  • Sincronización a alta velocidad: no.

Compatibilidades

Existen versiones específicas para Canon y para Nikon. En Canon es compatible con todas las cámaras EOS, mientras que en Nikon es válido para los siguientes modelos: D3, D4, D90, D300, D300S, D600, D700, D800E, D3100, D3200, D5100, D5200, D7000 y D7100.

Opinión final

3,5 estrellas

El Speedlite MK431 es un flash eficiente, que cumple con lo que se espera. Su mayor inconveniente está en su tiempo de reciclaje y la ausencia de un puerto para una batería externa que lo optimice, pues el resto de características va en consonancia con su coste.

Como principales ventajas hay que señalar su atractivo precio, el amplio giro de su cabezal -ofreciendo luz suavizada por rebote- y las posibilidades que brinda su zoom motorizado. Otro factor a su favor son sus completos ajustes, con la opción de configurarlo en manual, TTL, multi y como esclavo.